lunes, 4 de junio de 2012

Mescyt sugiere elevar perfil de estudiantes ingresan educación


Critica cantidad de estudiantes que ingresan a la carrera docente sin tener las condiciones

 Escrito por: ROSA ALCÁNTARA (r.alcantara @hoy.com.do)

Para el ingreso a la carrera de Educación no hay un proceso de evaluación, mientras que los estudiantes centran sus expectativas en obtener un empleo que les garantice seguridad y permanencia, sin importar el desempeño y a un menor costo en tiempo, dedicación e inversión económica que el exigido por otras carreras universitarias. Esa es una parte de las conclusiones del diagnóstico y del plan de reformulación de la formación docente en el país, que realizó el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt).

Durante la intervención de la ministra Ligia Amada Melo, en un taller internacional, esta recomienda a las instituciones de educación superior del país elevar el perfil de los estudiantes que ingresan a la carrera de educación y la internacionalización, acreditación e investigación de los programas de formación docente.

 Además, el inicio de un proceso selectivo y gradual de atracción de jóvenes de alto rendimiento en el bachillerato, con vocación de servicio e interés por la educación, a los que se les garanticen las condiciones óptimas para realizar sus estudios a nivel superior y su posterior inserción en la carrera docente. También, garantía de la instauración de cursos de nivelación, dirigidos a los estudiantes interesados en cursar la carrera de educación que no reúnan los requisitos de ingreso. Plantea que, según cada caso en particular, se les exigirá la participación en programas especialmente diseñados para la integración de las competencias necesarias para los estudios universitarios, tales como comunicación oral y escrita, informática básica e inglés.

El diagnóstico del Mescyt proporcionó informaciones sobre la situación de la formación docente en el país; la creación de estándares que aseguren la calidad de los programas de formación docente y la reformulación de los planes de estudios vigentes, lo que se realiza en la actualidad. La realidad dominicana. En su exposición, Ligia Amada dijo que son 25 las instituciones de Educación Superior (IES) que ofrecen Programas de Formación para Docentes a nivel de Grado. La oferta curricular contiene 89 planes de estudios, la matrícula estudiantil es de 42,704 y proceden de un nivel socioeconómico bajo.

Destacó que la mayor parte trabaja y estudia, la más de las veces en horario nocturno o sabatino. La demanda estudiantil es atendida por 1,868 profesores universitarios y un 21.2% posee el mismo grado académico para el cual enseña y sólo un 1.2% posee titulación a nivel de doctorado.

El porcentaje restante posee el grado de maestría o ha cursado alguna especialidad, no siempre vinculada al área para el cual se forman los futuros maestros a su cargo. Sostiene que la mayoría de las IES no presentan los criterios que sustentan la pertinencia de los programas formativos que se ofrecen. Sólo ocho declaran la importancia de asumir de manera explícita un modelo pedagógico y sólo 2 de ellas reportan elementos que podrían contribuir a una valoración de su pertinencia. La mayoría de los planes de estudio en vigencia fueron diseñados hace más de veinte años. Sólo una IES reporta cambios significativos en los últimos cinco años.

El Taller Internacional Sobre Políticas Docentes lo auspiciaron el Programa de Promoción de la Reforma Educativa (PREAL), de Acción por la Educación (Educa), y el Ciedhumano de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra. Zoom Propósito del plan Ligia Amada explica que por las deficiencias que existen en las instituciones de educación superior del país con relación a la formación docente, el Mescyt elaboró la estrategia y el plan de reformulación. Explica que el propósito central es de adoptar una estrategia para crear mecanismos formales y consensuados de regulación que normen y monitoreen la oferta de formación inicial de los docentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No utilizar palabras obscenas.